Guía de turismo y viaje de Brujas

Brujas de noche torre belfort

Brujas, también conocida como "la Venecia del Norte" es famosa por ser una pequeña ciudad de cuento. Calles empedradas, edificios góticos y puentes que atraviesan románticos canales, son una estampa constante de esta ciudad medieval que cuenta con apenas 120.000 habitantes y que se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos de Bélgica.

Ubicada a 100 kilómetros al norte de Bruselas, Brujas es la capital de Flandes Occidental y en el año 2000 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Recorrer su centro histórico intacto o visitar sus iglesias y catedrales te hará sentir que viajas a la Edad Media.

La ciudad cuenta con atractivos museos y parques, y ofrece una gran cantidad de actividades para realizar. Las ofertas de alojamiento en el casco histórico son la mejor opción para estar cerca de sus principales atracciones y vivir tu estancia desde el corazón de la ciudad flamenca.

Brujas es una ciudad pequeña y que se puede recorrer en poco tiempo, si viajas a Bruselas aprovecha para conocerla en un tour de un día. Si quieres dedicarle más tiempo puedes pasar la noche allí y apreciar el encanto y las sorpresas que ofrece en cada esquina, y que la convierten en un verdadero museo al aire libre.

Te recomendamos... 

  • La Plaza Mayor, también conocida como Grote Mark es el centro de la ciudad. Está rodeada de edificios de gran valor arquitectónico y además alberga los tradicionales "Halles", antiguos mercados del siglo XIII. El edificio que más destaca en la plaza es la Torre Campanario Belfort, a donde puedes subir y apreciar las maravillosas vistas sobre la ciudad.

  • Desde Grote Mark subiendo por la calle Breidelstraat nos encontraremos con la Plaza Burg, uno de los principales atractivos de Brujas. Una plaza medieval rodeada por edificios históricos que no puedes dejar de visitar: el Ayuntamiento, la Basílica de la Santa Sangre y el Palacio de Justicia.

  • Un paseo en barca por los canales de Brujas te permitirá obtener fotografías de ensueño, y disfrutar detalles que de otra manera no podrías: la belleza de sus puentes medievales, como Johanele y Caballo, o las fachadas de los edificios góticos que se erigen sobre el agua. Los astilleros Spiegelrei y Spinolarei, así como "la Orilla Verde" también son atracciones imperdibles que podrás disfrutar desde los canales.

  • También conocida como Vrouwekerk, la Iglesia Nuestra Señora de Brujas es uno de los monumentos góticos más visitados de la ciudad. Fue construida entre los siglos XIII y XV y posee la segunda torre de ladrillo más alta del mundo, con 122 metros de altura.

  • A pesar de ser una ciudad pequeña, Brujas cuenta con una gran cantidad de museos. Una de las visitas más interesantes es al Museo de la Ciudad de Bellas Artes, que recibe el nombre de Museo Groeninge. Allí encontrarás una gran colección de pintura flamenca desde el siglo XIV hasta nuestros días. Otro museo imperdible es Museo Memling, debido no sólo a su colección de pinturas del siglo XV, sino porque ha sido erigido dentro del antiguo hospital de la ciudad, un edificio medieval que aún conserva sus salas y farmacia.

  • Minnewater, también conocido como el Lago del Amor es uno de los lugares más encantadores y románticos de Brujas, que alberga numerosas leyendas y baña las costas del Castillo de la Faille, un castillo gótico del año 1893. Una estampa de postal que todo viajero se ha de llevar en su visita a Brujas.

    Otras ciudades cercanas

    Brujas es una ciudad pequeña que se puede recorrerse en uno o dos días. Si quieres continuar tu viaje te recomendamos visitar las ciudades cercanas de Bruselas y Ámsterdam. Además de en coche, la mejor manera de moverse entre estas ciudades es el tren, por el tiempo de viaje, el valor del billete, y las vistas que podrás apreciar en el trayecto.

Lago del Amor Brujas

Brujas

Brujas 
Bélgica