Intinerario y Rutas por Túnez

Túnez es un bello país situado al norte de la costa mediterránea de África. Sin embargo, además de las hermosas playas, el 40 % de su territorio conforma parte del desierto del Sahara. Las opciones de turismo que ofrece son numerosas y variadas y trasladarse de un lugar a otro del país es sencillo porque los servicios de transporte son eficientes y económicos además de que las distancias son más bien cortas. Es importante planificar cuidadosamente la estancia para aprovechar al máximo la vista porque la cantidad de lugares interesantes para visitar correspondería a un país de mucho mayor tamaño.

 

Ruta de 15 días por Túnez

  • Días 1 y 2: Túnez
  • Días 3 y 4: Cártago
  • Día 5: Península de Cap Bon
  • Día 6: Susa
  • Día 7: El Jem
  • Día 8: Gabes
  • Día 9: Matmata
  • Días 10 y 11: Tozeur
  • Día 12: Dougga
  • Día 13: Parque Nacional del Ichkeul
  • Día 14: Bizerta
  • Día 15: Túnez

 

Día 1 y 2 de ruta por Túnez: Túnez

Si bien en comparación con las grandes capitales, Túnez es pequeño tiene enormes atractivos que se originan en las raíces y la historia del país. Los monumentos históricos y la arquitectura de sus edificios que combinan perfectamente el legado púnico, romano, bizantino e islámico deslumbran a los visitantes.

Un recorrido por la medina –el centro histórico y cultural de la ciudad- es casi una obligación para el turista. Habiendo sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981, la medina alberga  la mezquita de Zitouna, una de las pocas del África abierta a no musulmanes, construida en el siglo VII y reconstruida en el IX. También ofrece a sus vistas recorrer el Tourbet el-Bay, un mausoleo gigante donde reposan los restos notables figuras de la historia del país, y el Soug el-Attarine, centro de perfumistas cuyas calles están invadidas de fuertes aromas.

Otro recorrido obligado es el de la ville nouvelle, donde los franceses fundaron la capital al haber ganado el territorio. El estilo europeo está fuertemente marcado en la arquitectura de la zona y da gusto sentarse en las cafeterías apostadas en las terrazas de los edificios a tomar un descanso. Vale la pena acercarse a la Catedral de St. Vincent de Paul donde los gustos de los habitantes de diferente orígenes se combinan de una manera poco armoniosa, pero sumamente agradable.

El Museo del Bardo es una de las más importantes atracciones turísticas y se encuentra a tan sólo 4 km al oeste de la ciudad. La colección de piezas es muy completa y atraviesa casi en totalidad la historia del país. Hasta allí conduce el tranvía que puede tomarse en el centro de Túnez.

 

Día 3 y 4 de ruta por Túnez: Cártago

Cártago presenta increíbles atracciones turísticas, tantas como se lo permite su historia y el dominio que se ejerció desde allí en la Antigüedad. La ciudad fue fundada por los fenicios en 814 aC y su principal actividad tenía lugar como el más importante centro marítimo del Mediterráneo.

Luego de la destrucción de la ciudad que llevaron adelante los romanos en 146 aC, las ruinas presentan tanto la influencia púnica como romana. La colina de Byrsa ofrece una visión panorámica del área, la catedral de St. Louis es un despliegue de grandeza arquitectónica, el anfiteatro romano reproduce parte del entretenimiento de la época así como las Termas de Antonino que deslumbran por su tamaño y ubicación en el frente marítimo.

Tres visitas obligadas son; el Museo Nacional de Cártago, que se encuentra cerca del aeropuerto en las afueras de la ciudad; el barrio de Magon, es un parque arqueológico próximo al mar, y el santuario de Tofet, un lugar de sacrificios a los dioses Baal Hammon y Tanit.

 

Día 5 de ruta por Túnez: Cap Bon

La península de Cap Bon es la zona más fértil de Tùnez y se adentra por el mediterráneo con sus tranquilos poblados y playas. Es uno de los destinos turísticos más importantes. Allí la vida nocturna es sumamente activa y se puede bailar toda la noche en las discotecas, comer gratamente en los restaurantse o comprar en los vistosos locales.

La ciudad más frecuentada es Hammamet, que combina la playa con un centro típicamente norafricano, con su zoco y su castillo, o Kasbah, del siglo XIII. Otro punto de interés, casi en la punta del cabo, es Kerkuan, un sitio arqueológico púnico descubierto en 1952.

 

Día 6 de ruta por Túnez: Susa

Susa es una de las ciudades más importantes del país, especialmente por la relevancia del puerto. La costa de la ciudad cuenta con una infraestructura moderna y completa. Sin embargo, al alejarse un poco del Mediterráneo se puede recorrer la antigua medina con sus innumerables monumentos.

Los puntos que nadie se puede perder de visitar estando allí son el ribat, un fuerte cuya atalaya es un mirador privilegiado sobre la ciudad, la Gran Mezquita y el Museo de Susa con su colección de mosaicos.

 

Día 7 de ruta por Túnez: El-Jem

El antiguo coliseo es uno de los monumentos más deslumbrantes. Construido entre el 230 y 238 d.C., El-Jem emula la grandeza del coliseo de Roma con su capacidad para 30 mil personas. Ha sido declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, lo que actualmente favorece su conservación y permite recorrerlo casi en su totalidad.

Asimismo, forma parte entrañable de la historia de Túnez ya que constituyó un fuerte defensivo en numerosas ocasiones. Sin duda, es el máximo exponente de la influencia romana en el país.

 

Día 8 de ruta por Túnez: Gabes

Desde Gabes se puede comenzar a adentrarse en el desierto del Sahara que alterna con bellos que también son lugares de cultivo. En la zona, crecen alrededor de 400 mil palmeras datileras.

 

Día 9 de ruta por Túnez: Matmata

400 Km. al sur de la capital, se erige Matmata, un lugar donde el paisaje cambia completamente y desafía a los turistas alternando exuberante vegetación y desierto. Muchas películas se rodaron en esos parajes, como La Guerra de las Galaxias.

Transitar el desierto del Sahara desde o hacia Magmata es una aventura que muchos deciden emprender en vehículos todo terreno. Una vez allí, se internan en las sorprendentes casas subterráneas –a 6m de profundidad- que son características en el lugar y que los bereberes construyeron para escapar del agobiante calor del verano.

Muchos turistas eligen tomar unos tragos en el bar del hotel Sidi Driss, el cual fuera usado como la famosa cantina de La guerra de las galaxias.

 

Día 10 y 11 de ruta por Túnez: Tozeur

Más al sur se erige Tozeur, una bella ciudad que ofrece a los turistas un casco antiguo casi laberíntico, con pequeños callejones y aún más pequeñas plazas. El  museo de Dar Charait es el segundo de Túnez y la originalidad de su propuesta consiste en la galería de pintura y las habitaciones reconstruidas que replican la vida tunecina pasada haciendo que el visitante entre en un clima dentro del cual transitará todo el recorrido.

El palmeral de Tozeur, por otro lado, cuenta con casi doscientas mil palmeras en una superficie de más de 10 km². Se puede visitar a pie o en bicicleta, ya que están al alquiler en la entrada al parque. Allí también se puede apreciar la vista panorámica desde el viaje en globo y el vuelo en hidroavión.

 

Día 12 de ruta por Túnez: Dougga

En Dougga se encuentran las ruinas romanas más sorprendentes del país. En primer lugar, el Teatro, construido en 188dC para 3.500 espectadores, todavía es escenario de grandes representaciones en el Festival de Teatro de Dougga que tiene lugar entre julio y agosto.

El templo de Saturno y la Plaza de los Vientos redoblan la apuesta proponiéndole al turista un viaje en el tiempo. También se puede visitar el capitolio, construido en 166 dC, cuya presencia conmueve y la antigua casa de Dionisos y Ulises.

 

Día 13 de ruta por Túnez: Parque Nacional del Ichkeul

Este Parque es el espacio ideal para la observación de aves en Tunéz, porque si bien cuenta con escasas especies residente, es una parada importante durante las migraciones de la primavera y el otoño, cuando lo visitan alrededor de 180 especies de aves. En 1980 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 

Día 14 de ruta por Túnez: Bizerta

Antiguamente conocida como Hippo Zarytus, Bizerta es cuenta con un importante puerto desde la antigüedad. Allí se puede visitar el Vieux Port; con un estilo predominantemente francés, las cafeterías invitan a sentarse y los locales a salir de compras, siempre acompañando la imagen del puerto. En los alrededores se encuentran algunas de las más bellas playas de Túnez.