Monte Fitz Roy

El monte Fitz Roy es un pico montañoso de 3.405 metros de altura ubicado en el límite entre Chile y Argentina. Los pueblos originarios locales le dieron el nombre de Chaltén, que significa en su lengua “montaña que humea”. Y es que su cumbre, debido a un particular fenómeno meteorológico, está siempre cubierta de nubes, lo que le da el aspecto de un humeante volcán.

Majestuoso y desafiante

El Fitz Roy está considerado uno de los picos más difíciles de escalar del mundo entero. Su altura de 3405 m no es particularmente desafiante. Son las particularidades de su geología y su clima las que complican el ascenso: la montaña se encuentra cubierta de hielo y recibe fuertes vientos. La aventura solo puede intentarse durante un breve lapso en los meses de verano.

Excursiones aptas para todo público

Por suerte, no hay que ser escalador avanzado para disfrutar la belleza del cerro. El sendero que lleva desde El Chaltén a la laguna De los Tres conduce a los viajeros hasta la base del Fitz Roy y les regala hermosas vistas de su silueta sin necesidad de aventurarse demasiado.

La incursión conduce a asombrosos miradores en medio de la encantadora naturaleza del bosque patagónico. El primer objetivo será llegar a la laguna Capri, una bonita laguna de origen glaciar a una hora y media desde El Chaltén. Si todo se encuentra en buenas condiciones, se podrá continuar hasta el Campamento Poincenot. Desde allí habrá que cruzar el río Blanco atravesando puentes y parajes mágicos para llegar a la laguna De los Tres. Desde ahí se obtienen las vistas más cercanas al Fitz Roy y sus agujas periféricas.