Guía de turismo y viaje de Praga

Guía de turismo y viaje de Praga

| Más

A view from the Charles Bridge

¿Quieres viajar a Praga y necesitas información? En nuestra guía podrás encontrala. Deja que te descubramos los mejores barrios para alojarte, qué ver y mucha otra información que te será útil en tu viaje.

Cuenta la leyenda que la ciudad de Praga nació de un sueño que tuvo la princesa Libussa. Y como ciudad nacida de un sueño, no puede menos que ser bella y enigmática.

Según el mito, la princesa Libussa, hija del caudillo Krok, lideraba una tribu eslava que habitaba la colina Vysehrad, junto al Moldava. La princesa se casó con un campesino llamado Premsyl, y ese fue el origen de la dinastía Premíslida, que reinó durante 400 años. Un día, mientras ambos estaban en lo más alto de su castillo, un espíritu habló a la princesa. La visión de la princesa era clara: “A lo lejos, veo un gran castillo, su gloria es tan grande que alcanza las estrellas... A sus pies corre el río Moldava...”.  Fue así como mandó construir, en un lugar preciso, un gran castillo de madera, al que llamaron Praha.

Más allá de este origen mítico, lo que se sabe a ciencia cierta es que en el siglo V AC la región ya se encontraba habitada por los Boii, una tribu celta, que dio el nombre de Bohemia a la región, y llamaba Vitava al río hoy conocido como Moldava. Fueron conquistados por una tribu germánica, conquistada a su vez por los eslavos en el siglo IV AC. 

La dinastía Premyslita (que existió realmente), perduró en Bohemia hasta el siglo IX. El primer integrante de esta dinastía del que se tiene testimonio fue el príncipe Borijov Premyslovec, del siglo IX, quien habitaba con su esposa Ludmila en el castillo de Praha, no el que menciona la leyenda, sino el segundo castillo, construido en piedra, en la otra margen del Moldava.

En el siglo XIV se construyó la nueva ciudad, por orden del rey Carlos IV, como así también la primera Universidad del centro de Europa.

A principios del siglo XVII Praga sufrió la Guerra de los 30 Años (1618-1648), que devastó su población y la ciudad misma. En los siglos XVIII y XIX Praga se recuperó y se construyeron muchos palacios e iglesias. El comercio floreció y la ciudad gozó de una época de prosperidad.

En 1918, después de la Primera Guerra, Checoslovaquia nació como país independiente, ya que antes formaba parte de Bohemia. Con la Segunda Guerra, la ciudad volvió a quedar devastada (aunque no físicamente) ya que su amplia población judía fue perseguida y enviada a campos de concentración. Entre 1968 y 1989 Checoslovaquia formó parte del régimen comunista de la Unión Soviética. En 1993, finalmente, se produjo la división política entre República Checa y Eslovaquia.

Praga se encuentra en el centro de la región de Bohemia (las otras dos regiones de República Checa son Moravia y Silesia).

El río Moldava atraviesa la ciudad creando una fisonomía muy particular, y su belleza arquitectónica cautiva a todos los que la visitan.

En esta guía de turismo de Praga destacamos:

  • El Castillo de Praga es la visita obligada en su viaje a Praga: construido originalmente en el 870, nos remonta a los orígenes mismos de la ciudad. Los edificios e iglesias que componen el complejo palaciego han sido reconstruidos y remodelados, pero no han perdido su encanto.

  • Mala Strana, el barrio más famoso de Praga, fue en la época medieval hogar de artesanos, pero luego habitaron en él nobles allegados al rey. Los edificios bellamente ornamentados dan cuenta de ese pasado aristocrático. En la actualidad es el barrio bohemio, poblado de cafeterías y clubes de jazz y uno de los lugares preferidos por el turismo en Praga.

  • La Colina de Petrin, una de las nueve que rodean Praga, invita a románticos paseos al atardecer. Desde su mirador se tiene una impresionante vista de la ciudad.

  • Insula Kampa se formó a partir de un codo del río Vltava. Todavía conserva algunos antiguos molinos. Es un lugar ideal para alejarse del ruido y el bullicio, sobre todo cuando la ciudad se llena de turistas. 

  • Ciudad Nueva. Que el nombre no llame a engaño: se denomina así por ser la última ciudad construida en la época medieval. Casi todos sus edificios importantes fueron reconstruidos en el siglo XIX. La Plaza de Wenceslao es el corazón de la Ciudad Nueva. 

  • No sólo de arquitectura vive el hombre: en la calle Parizska están las mejores tiendas de las grandes marcas internacionales. Y además, seguramente querrá comprar como recuerdo algún objeto en cristal de Bohemia o marionetas típicas. 

  • La cerveza y el jazz reinan en la noche de Praga: en las cervecerías y pubs encontrará las cervezas de las mejores marcas y también sorprendentes cervezas artesanales. El Press Jazz Club y el Club Reduta son famosos en el mundo entero, pero no son los únicos. En esta Guía de Turismo de Praga le damos una lista de clubes de jazz para que elija. 

  • En los alrededores de Praga también hay mucho para ver: el antiguo fuerte Vyšehrad y el castillo Troja son dos de los muchos sitios interesantes que hay para ver cerca de Praga.

Praga es una ciudad de ensueño. Seguramente querrá repetir la vista. En esta guía de turismo de Praga le damos un panorama de esta ciudad, para que no se pierda los sitios más interesantes.