Cuenca

Menú

Qué visitar en Cuenca: 10 lugares imprescindibles

¿Estás planteándote visitar Cuenca pero aún no sabes bien qué tiene para ofrecer esta ciudad manchega? Pues déjanos despejarte las dudas. En este post te presentaremos 10 lugares imprescindibles para visitar en la ciudad y dejarte sorprender por su encanto.

Ubicada en el cruce de los ríos Júcar y Huécar, Cuenca es famosa por sus Casas Colgadas, pero ¿sabías que tiene también el mejor museo de arte abstracto de toda España y la primera catedral gótica del país? Así es, Cuenca tiene mucho con qué enamorar a sus visitantes. ¡Sigue leyendo que te lo contamos todo!

Ah, y si después de terminar este post te quedas con ganas de más, échale también un vistazo a nuestra lista de 20 cosas para ver y hacer en Cuenca. ¡Terminará de probarte por qué debes armar ya tus maletas y poner rumbo a La Mancha!

1. Casas Colgadas

Las casas sobre la hoz del Huécar son, sin duda, las estrellas de Cuenca. Nacieron en los siglos XV y XVI, y aunque en aquel entonces llegaron a ser más de una decena, hoy se conservan solo tres de ellas.

Las casas tienen balcones de madera que se proyectan más allá de la cornisa rocosa que sostiene los edificios. Su arquitectura es tan particular que han sido declaradas Bien de Interés Cultural, y contribuyeron, en parte, a que Cuenca fuera considerada Patrimonio de la Humanidad.

En la actualidad dos de las casas albergan el Museo de Arte Abstracto (sobre el que puedes leer en el punto 5 de esta lista), mientras que la tercera está siendo remodelada para poder reabrir sus puertas como mesón.

Puedes conocer todos los detalles sobre su interesante historia y visitarlas por dentro con este tour por Cuenca al completo, que incluye las entradas para el Museo. ¡Muy recomendable!

Casas Colgadas de Cuenca

2. Ciudad Encantada

Ubicada cerca de Valdecabras, a 1.500 metros de altitud, hay una amplia zona de pinares conocida como la Ciudad Encantada. Este mágico paraje natural recibe su nombre por las extrañas formaciones rocosas que lo salpican. 

Durante miles de años, el agua, el hielo y el viento esculpieron el terreno para formar verdaderas esculturas gigantes que en muchos casos desafían las leyes de la gravedad. El paisaje es tan peculiar que fue declarado Sitio Natural de Interés Nacional

Si te apasiona la naturaleza y sus maravillas, no puedes dejar de visitar este rincón de la Serranía de Cuenca: será una experiencia inolvidable.

El recorrido es de muy baja dificultad, está bien señalizado y puede realizarse en alrededor de una hora y media. Son tres kilómetros en los que te encontrarás una sorpresa tras otra. ¡No olvides la cámara! 

Y si quieres el paseo de la mano de un guía experto, puedes apuntarte en esta excursión que incluye el traslado desde Cuenca.

¿Sabías qué?

Muchas de las formaciones se parecen a figuras de animales u objetos, y por eso han recibido sus nombres. Hay una tortuga, barcos, un tobogán ¡y hasta un mar de piedra!

Ciudad Encantada, en Cuenca

3. Puente de San Pablo

El Puente de San Pablo es el más emblemático de los puentes que cruzan el Huécar. Fue construido en 1902 y está apoyado en los pilares de un puente anterior, que databa del siglo XVI y fue demolido en 1895.

Su característico perfil de hierro y madera ha sido retratado en incontables fotografías de Cuenca, así que es muy probable que lo reconozcas apenas verlo. Cruzar por él desde el Convento de San Pablo hasta el rocoso acantilado donde se encuentran las Casas Colgadas es una de las cosas más típicas para hacer en Cuenca.

¿Sabías qué?

El antiguo puente de San Pablo se derrumbó por completo durante un accidente cuando el gobierno local quiso dinamitar un arco que estaba en mal estado de conservación.

4. Catedral

La catedral de Cuenca goza de una fama particular por su interesante historia y arquitectura. Se trata de la primera catedral gótica de España, con lo que te podrás imaginar que ha despertado el interés de estudiosos de muy diversas ramas.

Hay muchas pequeñas maravillas para descubrir en la catedral, como los arcos, los ventanales o el precioso rosetón, que ilumina el interior del templo de una forma muy especial.

Pero además de prestar atención a los detalles constructivos, seguramente querrás visitar el museo, que guarda algunas de las obras de arte más importantes de la catedral. Alfombras que se remontan al siglo XV, un díptico bizantino traído de Grecia, pinturas y esculturas de las más variadas épocas… ¡un verdadero tesoro!

¿Sabías qué?

En el interior de la catedral hay tres órganos del siglo XVIII que aún se encuentran en funcionamiento. Si te interesa la música, descubre si hay algún concierto planificado para el momento de tu visita y no te lo pierdas.

Catedral de Cuenca

5. Museo de Arte Abstracto

En el punto número 1 de esta lista, te contamos que en las famosas Casas Colgadas de la ciudad funciona el Museo de Arte Abstracto Español. Pues bien, si disfrutar de la llamativa arquitectura de las Casas Colgantes es un absoluto imprescindible de Cuenca, visitar este pequeño pero encantador museo también lo es.

La colección reunida por la Fundación Juan March reúne obras de autores de la talla de Millares, Tápies, Sempere, Chillida y Torner, y ofrece un panorama bastante completo de todas las tendencias abstractas que tuvieron importancia en España.

El museo, que ha recibido varios galardones, tiene entrada gratis, así que no tienes excusa para no visitarlo. De paso, podrás visitar por dentro las famosas Casas Colgadas y echar un vistazo a su llamativa arquitectura ;)

6. Convento de San Pablo

El antiguo Convento de San Pablo es uno de los edificios más tradicionales y bonitos de Cuenca. Se encuentra fuera del casco urbano, enclavado en un paisaje verde de increíble belleza, y mira a la ciudad desde el otro lado de la hoz del Huécar. Está conectado a las Casas Colgadas y el casco antiguo a través del famoso Puente de San Pablo, y ofrece maravillosas vistas de Cuenca a la distancia.

Actualmente funciona como Parador Turístico y es una excelente opción para alojarse en la ciudad. Los jardines exteriores del edificio y el patio interno son de acceso libre, pero para conocer el interior debes estar alojado en el Parador o ser comensal de la cafetería o restaurante. Sin duda vale la pena tomarse un café o una cerveza en el lugar para conocer por dentro el edificio, que está considerado Bien de Interés Cultural.

Convento de San Pablo, en Cuenca

7. Caras de Buendía

Pocas veces tenemos la oportunidad de visitar un lugar donde arte y naturaleza se vean unidos de forma tan armónica como en la Ruta de las Caras. Tal es el nombre oficial de este parque escultórico que se ubica en el pantano de Buendía.

En medio de un hermoso paisaje natural gobernado por pinares, diversos escultores han trabajado la piedra arenisca local para crear 18 esculturas que se funden con el entorno creando un paisaje místico. Enormes figuras sobresalen de la piedra a lo largo de un sendero de muy baja dificultad y bien señalizado. Es perfecto para realizar en familia, incluso con niños, que disfrutan muchísimo la caminata al aire libre y se sorprenden con las gigantescas formas talladas.

¿Sabías qué?

Muchas de las esculturas tienen un carácter netamente místico. A lo largo del recorrido encontrarás las figuras de Maitreya, Krishna, Árjuna y una gigantesca moneda de la vida, entre otros.

Caras de Buendía, cerca de Cuenca

8. Plaza Mayor

La Plaza Mayor de Cuenca es el centro neurálgico de la ciudad. Desde aquí podrás ir a cualquier parte de la ciudad, así que es un buen punto para comenzar un itinerario

La plaza está rodeada de casas pintadas de colores que le dan un aspecto vivo y llamativo. Hay tres construcciones principales que se llevan todas las miradas:

  • Catedral. De la que ya te hemos hablado en el punto 4.
  • Ayuntamiento. Un edificio de fachada barroca con tres arcos de medio punto que conectan la plaza con la calle Alfonso VIII.
  • Convento de las Petras. Su nombre oficial es Convento de San Pedro de las Justinianas, y data del siglo XVI. Lo más llamativo de este edificio es que se extiende hacia tres calles.

Por último, pero no menos importante, la plaza está repleta de bares y restaurantes donde sentarse a disfrutar de un aperitivo mientras observas el ir y venir de la gente. 

9. Torre de Mangana

Declarada Bien de Interés Cultural, la Torre de Mangana es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Aunque no está del todo claro en qué momento fue construida, se sabe que su historia se remonta, por lo menos, hasta el siglo XVI, que es de cuando datan los primeros registros sobre ella.

Su fisonomía ha cambiado a lo largo del tiempo, pero ya en 1510 mostraba un reloj en su fachada, tal como lo hace hoy en día.

Visitar la torre es hacer un viaje en el tiempo a los comienzos de la historia local: a sus pies se encuentran los restos del antiguo alcázar y la Iglesia de Santa María, que podrás ver a través de unos gruesos cristales instalados en el piso.

Por último, desde la plaza de Mangana, donde se encuentra la torre, tendrás espléndidas panorámicas de la ciudad nueva, de la Hoz del río Júcar y del casco antiguo de Cuenca. 

10. Paseos del Júcar y el Huécar 

Hay dos hoces que atraviesan Cuenca: la hoz del Júcar y la hoz del Huécar. Cada una tiene su paseo y, si quieres entrar en contacto con la naturaleza de Cuenca, no hay nada mejor que recorrerlos.

El Júcar es más grande y caudaloso que el Huécar, pero ambos tienen su encanto.

Para realizar el paseo del Júcar, te recomendamos comenzar en la Plaza de la Trinidad, donde empieza en casco histórico de Cuenca, y bajar las escaleras que se encuentran junto al Puente de la Trinidad. El paseo transcurre sobre tablas de madera, con el río a un lado y la hoz al otro. La ruta termina en el Recreo del Peral, donde hay un famoso restaurante del mismo nombre (¡que ofrece platos deliciosos y abundantes!).

El paseo del Huécar, por su parte, podemos comenzarlo junto a la iglesia del Salvador, y nos llevará a disfrutar preciosas vistas de las Casas Colgadas, el Parador y el Puente de San Pablo
Río Júcar, en Cuenca

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


8

tours en Cuenca desde

Ver todos