Guía de turismo y viaje de Civitavecchia

Estatua en el puerto de Civitavecchia

Civitavecchia es una preciosa ciudad italiana ubicada en la provincia de Roma, en la región del Lacio. También está considerada como el puerto de Roma, en el mar Tirreno, el cual está formado por dos bastiones y un rompeolas con un faro. 

La ciudad de Civitavecchia se nos presenta como una pequeña y tímida localidad que mira hacia el mar y donde se puede disfrutar de algunos atractivos turísticos muy interesantes. Asimismo, es una escala obligada para cruceros que acceden a Roma.

El puerto de Civitavecchia fue construido por el emperador Trajano en el siglo II y fue ganando importancia a lo largo de los siglos, hasta convertirse en el principal puerto de Roma en la edad moderna. Su usabilidad se consagró cuando en 1859 se inauguró la línea de ferrocarril entre Roma y la ciudad.

En la actualidad, Civitavecchia es una ciudad con una gran variedad de monumentos históricos y yacimientos arqueológicos de suma importancia que hablan de diversas épocas históricas: los asentamientos etruscos, la época romana o la época medieval, en la cual varios Pontífices contribuyeron al embellecimiento de la ciudad con la construcción de muchos edificios históricos que hoy en día todavía se conservan y se pueden admirar en todo su esplendor.

Puerto comercial y turístico muy importante, por Civitavecchia transitan más de 5 millones de personas al año. Por otro lado, su agradable clima convierte a Civitavecchia en un destino ideal para visitar y disfrutar durante todo el año.

En esta guía práctica te presentamos la información que necesitas para planificar tu visita a la ciudad de manera sencilla. Te recomendamos empezar por los siguientes posts esenciales:

Te recomendamos... 

  • El Fuerte Michelangelo y el puerto histórico son dos de los lugares que constituyen los símbolos de Civitavecchia. Dar un paseo por el puerto, disfrutar de la brisa del mar, y admirar las estructuras del Fuerte Michelangelo, una construcción renacentista con una larga historia, es un must que no puedes perderte.
     
  • Pasear por el centro histórico y descubrir la Plaza Leandra, la Puerta del Archetto o la Piazza Saffi, donde podrás ver los restos de la antigua muralla de la ciudad, construida por petición del Papa León X.
     
  • La Catedral de Civitavecchia, dedicada a San Francisco de Asís. Se trata de la iglesia más importante de la ciudad. Aunque fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial, se reconstruyó en 1950. Merece la pena acercarse para descubrir su fachada, sólida y elegante, y las maravillosas obras que se encuentran en su interior.
     
  • Los baños de la Ficoncella son una maravilla en la que podrás relajarte en sus aguas milagrosas. En la antigüedad venían como alternativa a las Termas Taurinas y también fueron las termas en las que se bañaba el emperador Trajano debido a sus muchas propiedades terapéuticas.
     
  • Una escapada a Roma. Echa un vistazo a nuestro listado de tours y encuentra el que más te interese. Ir a Roma desde Civitavecchia es un plan que no puedes perderte y hay ofertas para todos los gustos.
     
  • Las Termas Taurinas son un yacimiento arqueológico en el que todavía podrás verás ver las antiguas piscinas, mosaicos y mármoles de la época romana. No te lo pierdas, especialmente si eres un amante de la historia.
     
  • Su mercado. Este lugar, llamado Mercado de San Lorenzo, habla mucho y muy bien de la cultura de la localidad: su gente, sus costumbres y su gastronomía. Además, es un mercado divertido, extrovertido y muy concurrido.
Crucero en el Puerto de Civitavecchia