Itinerario y ruta por Dinamarca

Dinamarca ofrece a los viajeros algunos de los paisajes más bellos en un entorno de plena armonía y tranquilidad. A lo largo y ancho del país abundan playas, cada una con características particulares, en las que las personas se pueden bañar, practicar windsurf, pasar días de pesca y navegar. Por otro lado, Dinamarca presenta una excelente oportunidad para sumergirse en la cultura escandinava y recorrer los rastros de la historia desde la antigüedad. Todas las facetas del país están vinculadas a profundas raíces culturales y puede sorprender continuamente al viajero.

 

12 días de Ruta por Dinamarca 

  • Día 1: Copenhague- Selandia
  • Día 2: Helsingør- Selandia
  • Día 3: Roskilde- Selandia
  • Día 4: Åarhus- Jutlandia
  • Día 5: Skagen- Jutlandia
  • Día 6: Legoland, Billund- Jutlandia
  • Día 7: Ribe- Jutlandia
  • Día 8: Odense- Fioinia
  • Día 9: Ærø- Fioinia
  • Día 10: Monte Klint- Isla de Møns
  • Día 11: Bornholm
  • Días 12: Copenhague- Selandia 

 

Día 1 de ruta por Dinamarca: Copenhague-Selandia

Copenhague es una de las capitales europeas con mayor encanto. La principal ciudad de Dinamarca está ubicada en la isla de Selandia y es un lugar tranquilo y armónico. Los antiguos palacios y castillos están perfectamente conservados y los enmarcan las pintorescas calles y plazas.

Pasado y modernidad se funden en la primera vista que propone este recorrido por Dinamarca: el Museo Nacional de Copenhague.

Por la tarde, se puede realizar una visita al conocido jardín y parque de diversiones Tivoli, que está ubicado en el centro de la ciudad, justo en frente de la estación central y más tarde visitar el barrio de Christiania.

 

Día 2 de ruta por Dinamarca: Helsingør- Selandia

Luego de tener una vista de Copenhague, se puede viajar hacia el norte hasta llegar a Helsingør. La rivera danesa ofrece uno de los paisajes más bellos de Dinamarca en verano; es una franja costera del Báltico por donde se extienden hermosas playas, pintorescos pueblos pesqueros, sorprendentes castillos y bosque repletos de ciervos.

El casco medieval de Helsingør es como un viaje en el tiempo; con sus antiguas callecitas y la plaza del mercado donde pueden adquirirse bellas artesanías como recuerdo. El castillo de Kronborg es el edificio donde se desarrolla la trama de Hamlet, de William Shakespeare.

 

Día 3 de ruta por Dinamarca: Roskilde- Selandia

Roskilde es una ciudad muy antigua, donde cada año se celebra a principios de julio uno de los festivales de música más importante de Europa. Rock, heavy metal, hip hop y otros estilos musicales tienen cita allí desde 1971. Sin embargo, aún si el viajero no llegara a pasar exactamente en la fecha del festival, la ciudad conserva un encanto único y es muy recomendable la visita a la Catedral de Roskilde.

 

Día 4 de ruta por Dinamarca: Århus-Jutlandia

El siguiente destino lleva al viajero al área peninsular de Dinamarca. Århus es una ciudad repleta de entretenimiento con mucho movimiento intelectual y artístico, tanto referido a lo musical como a lo dramático. También tiene una atractiva vida nocturna, con los más llamativos bares y pubs al mejor estilo escandinavo.

El punto de interés más destacable es Den Gamle By – o Ciudad Antigua- es una especie de colección de 75 casas antiguas –datan de los siglos XVII y XVIII-  que fueron trasladadas allí desde diversos puntos del país para reconstruir este lugar donde se puede experimentar la vida danesa de hace 100 años.

La Catedral Århus Domkirke es la iglesia más grande de Dinamarca y la iglesia Vor Frue Kirke alberga la capilla danesa más antigua del país. El Museo Moesgård exhibe colecciones de objetos de la Edad de Bronce y de Hierro y a través de entretenidos recorridos se reconstruye el paisaje prehistórico de la zona. Este museo alberga el cuerpo del hombre de Grauballe, de 2.000 años de antigüedad, descubierto en el 1952.

 

Día 5 de ruta por Dinamarca: Skagen-Jutlandia

La ciudad más septentrional del país es Skagen, escenario donde convergen el mar del Norte y el Báltico en uno de los paisajes más sorprendentes. Skagen es un puerto pesquero tranquilo con hermosas playas y acantilados cubiertas de una arena finísima.

Una visita por el Museo Skagens es un paseo obligado. La colección incluye trabajos de P. S. Krøyer, Michael y Anna Ancher, algunos de los pintores que descubrieron el lugar en el siglo XIX y se detuvieron allí en búsqueda de inspiración.

Tres kilómetros al noroeste de la ciudad se encuentra la playa de Grenen. Hay que cruzar un camino de dunas cubiertas de rosas para alcanzarla y detenerse un momento en la tumba del poeta Holger Drachmann, fallecido en 1908.

 

Día 6 de ruta por Dinamarca: Legoland, Billund-Jutlandia

Al este de Jutlandia, a tan sólo un kilómetro de distancia del pequeño pueblo de Billund, se levanta el parque temático de Lego. Diez hectáreas construidas con 42 millones de ladrillos de plástico Lego en las que se recrean ciudades y monumentos de todo el mundo, por los cual resulta sumamente didáctico y entretenido. La reconstrucción más atractiva es la del puerto de Copenhague, que cuenta con millones de piezas para armar barcos, trenes y grúas.

Kirk Christiansen fue el creador del juego Lego en 1932, y más de 35 años después emprendió la creación del parque Legoland. Allí, niños y adultos pueden disfrutar de los juegos y admirar los paisajes recreados en Miniland, el safari de animales Fabuland o la aldea del Oeste Legorado en un día de diversión muy diferente.

 

Día 7 de ruta por Dinamarca: Ribe-Jutlandia

Ribe es considerada la ciudad más antigua de Escandinavia y es uno de los sitios que mejor conserva los rastros de su historia. Las casas del lugar fueron construidas en los siglos XV a XIX y ya son consideradas monumentos nacionales.

La Catedral de Domkirke es el edificio que predomina en la plaza principal y alrededor de ella se ubican las más antiguas viviendas. La torre de 27 metros de altura ofrece una preciosa vista de la ciudad. El museo Ribes Vikinger exhibe la historia medieval y vikinga que se desarrolló en la ciudad con exquisito detalle.

 

Día 8 de ruta por Dinamarca: Odense-Fioinia

Luego de dejar atrás la península, el viajero puede adentrarse en la isa Fioinia donde puede dejarse sorprender por Odense, una de las más lindas ciudades danesas y surgida de una fortaleza vikinga del siglo X. Odense es la ciudad donde nació y creció el escritor Hans Christian Andersen. La que fuera su casa natal, actualmente funciona como museo.

La Catedral de San Knud es otro punto de atracción turística, especialmente por el retablo que contiene en forma de tríptico de más de 5 metros de alto en el que se exhiben más 300 figuras.

Finalmente, el Pueblo Fioniano es un museo abierto al aire libre que exhibe la vida rural de la zona alrededor del 1500 dC.

 

Día 9 de ruta por Dinamarca: Ærø-Fioinia

La isla de Ærø, incluida en el área que comprende Fioinia, es un lugar tranquilo donde se puede disfrutar del bello paisaje, de las actividades al aire libre y de las sorprendentes playas. Ærøskøbing, era una ciudad mercantil antigua que, actualmente, conserva prácticamente su aspecto original.

El principal punto de interés es el Museo Flaskeskibssamlingen,  en homenaje a Peter Jacobsen, también conocido Pedro Botella, un marino cuyo trabajo consistió es construir 1.700 barcos dentro de botellas a mano.

 

Día 10 de ruta por Dinamarca: Monte Klint-Isla de Møns

La siguiente parada es en el Monte Klint, ubicado en la isla de Møns. La isla, si bien pequeña, ofrece una espectacular vista de los acantilados de creta blanca que se elevan a 130 metros sobre el nivel del mar. Cruzarlos para alcanzar la imponente playa puede tomar unos 30 minutos, pero vale la pena hacerlo para observar más detenidamente las formaciones calcáreas que tienen más de 5 mil años de antigüedad.

 

Día 11 de ruta por Dinamarca: Bornholm

Bornholm es una isla a 160 km de Copenhague; su pequeño tamaño – 588 km2- la vuelve muy rápida de recorrer. Si bien en el pasado constituía un lugar de retiro para los artistas; actualmente, es un reconocido lugar de veraneo. Los pueblos pesqueros, los enormes bosques con lagos, los extensos acantilados, las playas y su retirada ubicación geográfica le proporcionan un atractivo especial.

Se pueden visitar las peculiares iglesias de planta circular, como Olskirke, y Christiansø, un islote donde está establecida una reserva natural de aves donde la protección de las especies es la primera premisa.

 

Día 12 de ruta por Dinamarca: Copenhague-Selandia

Preparando el regreso al país de origen, se puede volver a pasar por Copenhague para adquirir los recuerdos que se deseen llevar de regreso y recorrer algunos lugares que quedaron pendientes.

Dos conjuntos palaciegos se erigen al norte de la ciudad: Rosenborg –construido en el siglo XVII, donde se guardan las joyas de la Corona- y Frederiksberg- circundado por un encantador parque-.  Alrededor de Frederiksberg, se desarrolló la ciudad de Hillerød, un conjunto de pintorescas residencias danesas.

Se puede cerrar el recorrido por Dinamarca con una visita al colorido barrio de Nyvhan, una región pesquera donde se erige la estatua de La Sirenita, personaje del cuento de Hasn Christian Andersen, que renunció a si inmortalidad como sirena por el amor de su príncipe.

El 23 de agosto de 1913, la escultura realizada por Edgar Eriksen fue colocada en la bahía del puerto, a la entrada del Mar Báltico. Con el tiempo, se volvió un punto de peregrinaje para los marineros que le confiesan sus infidelidades.