Bilbao

Menú

25 cosas que ver y hacer en Bilbao

¿Ya estás al tanto de las principales atracciones de Bilbao y estás buscando descubrir qué tiene para ofrecer más allá de su Top 10? O tal vez quieres saber dónde comer, a dónde ir de marcha o cuáles son los mejores espacios verdes de la ciudad, para lograr sacarle el mayor jugo en pocos días. Sea cual sea tu caso, esta lista con 20 cosas para ver y hacer en Bilbao te vendrá de diez para llenar tu itinerario de pequeñas pinceladas de sabor. ¡No te la pierdas!

1. Caminar por la ría al atardecer. Es uno de los paseos más bonitos y relajantes para dar en Bilbao.

Ría de Bilbao

2. Descansar en la Plaza Moyua, uno de los puntos de encuentro favoritos de los bilbainos. Te encantara por su suelo adoquinado y sus parterres con incontables flores.

3. Probar los pintxos de la Viña del Ensanche (calle Diputación 10), que los ofrece desde 1927. El tradicional bar está justo al lado de la Biblioteca Foral de Vizcaya, que te sorprenderá con su edificio completamente acristalado. Para completar, también tienes cerca El Corte Inglés y Fnac, por si quieres ir de compras. ¿Qué más se puede pedir?

4. Llegar hasta la capital del País Vasco: Vitoria. Piérdete en su barrio medieval y siéntate en la plaza de la Virgen Blanca a tomar algo mientras contemplas a la gente ir y venir. ¡Todo un placer! En esta excursión visitas la localidad junto con la preciosa Orduña y Valmaseda, otro enclave medieval.

5. Acercarte a la torre Iberdrola, el edificio más alto de la ciudad. Su perfil de cristal es imponente, y está rodeada de un agradable parque donde puedes sentarte. Si te atreves a pagar los 9 € de la entrada, también puedes subir y apreciar las vistas de la ciudad a vuelo de pájaro. Y si te apuntas a este tour en bicicleta por lo mejor de Bilbao, pasarás por su frente sobre ruedas.

6. Descubrir la belleza gótica de la Catedral de Santiago. Tres detalles a los que prestarles atención: el claustro, las vidrieras, la Capilla Mayor y la Puerta del Ángel, punto en el Camino de Santiago. 

7. Tomarte una fotografía con Puppy, el florido cachorro de Jeff Koons que se encuentra junto al Guggenheim. Un consejo: como demasiado grande, te conviene alejarte bastante de la escultura para obtener una buena toma.

Puppy, el perro florido de Bilbao

8. Saborear un bollo de mantequilla. Es el dulce bilbaino por excelencia. Su nombre es bastante explícito, pero para aclarar cualquier duda, se trata de un bollo de miga suave relleno de mantequilla. Una delicia. Te recomendamos los de la famosa pastelería Arrese, que aunque es famosa por sus trufas (no dejes de probarlas), también hace unos bollos deliciosos.

9. Maravillarte con el magnífico exterior barroco del Santuario de Loyola. Está a 50 minutos de viaje de Bilbao, pero la escapada vale la pena. Si quieres hacerlo bien simple, reserva una excursión como esta, que incluye la visita dentro de su itinerario.

10. Ver las dos esculturas emblema del monte Artxanda: El Engranaje (una pieza del histórico funicular que te conduce a la cima) y La Huella (un homenaje a los vascos caídos durante la Guerra Civil y el franquismo).

11. Dar un paseo por la Costa Vasca para enamorarte de sus paisajes. Con esta excursión visitas Getxo, Bermeo y Guernica, tres localidades con encanto propio. Y tiene un plus: una visita a la ermita de San Juan de Gaztelugatxe y un vistazo a la Biosfera de Urdaibai.

12. Tomar un helado artesano disfrutando las mejores vistas en el Parque doña Casilda. Allí encontrarás Helados Capra, una eminencia en Bilbao, que tiene helados riquísimos y también opciones saladas para comer. Los precios pueden ser algo elevados (el café 1,80 € y el té 1,90 €) pero el lugar lo vale.

13. Cruzar por el polémico puente de Calatrava. Su nombre oficial es Puente Zubizuri, pero los bilbainos lo conocen con el nombre de quien lo diseño. El pavimento original era de cristal, pero tuvo que ser recubierto con una moqueta antideslizante porque la superficie era tan resbalosa que las caídas eran moneda corriente, ¡sobre todo en días de lluvia!

Puente de Calatrava, en Bilbao

14. Visitar la basílica de Begoña, una de los templos favoritos de los bilbainos. Es de estilo gótico y en su interior puedes ver una imagen de la Virgen de Begoña, patrona de Vizcaya.

15. Disfrutar las vistas de la ciudad desde el parque Etxebarria. Es el más grande de la ciudad y puedes llegar fácilmente hasta él andando desde la Plaza Unamuno o en metro.

16. Alucinar con las coloridas vidrieras del Mercado de la Ribera. El Mercado está decorado con grandes vidrieras de celosías y florones que te harán flipar. ¡No te las pierdas!

17. Maridar tus pintxos con txakoli, un vino blanco y ligeramente ácido típico de la región. Hay tres variedades principales: Gipuzkoa, Bizkaia y Araba. Pídele consejo a tu camarero sobre cuál es mejor para acompañar tu plato y lleva tu experiencia culinaria a otro nivel. 

18. Recorrer las escaleras que conectan la ermita de San Juan de Gaztelugatxe con tierra firme. Es una experiencia electrizante. Puedes vivirla apuntándote a esta excursión con guía experto.

San Juan de Gaztelugatxe, cerca de Bilbao19. Sorprenderte con la propuesta museística del Museo de Bellas Artes. Su colección, que va desde el siglo XIII hasta el presente está organizada por temáticas y con un criterio alfabético. Moderno y llamativo. 

20. Tomarte una copa en la terraza de Azkuna Zentroa, viendo desde arriba los tejados de la ciudad. Es una experiencia sumamente relajante. 

21. Embelesarte con la elegancia de Biarritz y sus edificios emblema. El Hotel du Palais, el Casino Barrière y muchos más. Descubre esta ciudad mágica de la costa vasca junto con San Sebastián en un tour con los traslados incluidos y despreocúpate de todo.

22. Descubrir la noche bilbaina. El Casco histórico es tan animado de noche como de día. En las Galerías Urquijo, en Indautxu encuentras las mejores discotecas electrónicas. Y si lo que buscas es más indie, pon rumbo a los muelles de la Ripa y Marzana. ¡Diversión para todos los gustos!

23. Encontrar el mejor alojamiento en la ciudad. Ya sea en el Casco Viejo o en la parte más moderna, reserva con anticipación para encontrar los mejores precios.

24. Apuntarte a una visita guiada por el Teatro Arriaga. Es la mejor forma de descubrir la majestuosidad de este edificio clásico de Bilbao. Te llevan a ver el Hall, el Foyer, varias salas generalmente cerradas al público, los trajes de ópera y el patio de butacas, entre otros. Puedes reservar tus entradas en el sitio web oficial del teatro.

25. ¡Volver a Bilbao una vez más! Seguramente en tu regreso a la ciudad descubrirás otras 25 cosas con las que llenar una lista como esta.

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


11

tours en Bilbao desde

Ver todos