Bilbao

Menú

Qué visitar en Bilbao: 10 lugares imprescindibles

Bilbao… ¿hay alguien que aún piense en ella como un polo industrial sin mayor encanto para los viajeros? Pues no, porque en las últimas décadas el cambio que ha hecho la ciudad fue enorme. Tan enorme, que se convirtió en un ejemplo internacional envidiado y replicado por muchas otras urbes en un intento de usar la cultura como un imán para los viajeros.

En esta lista te presentamos los hitos que posicionan hoy a Bilbao como uno de los destinos más codiciados por los viajeros locales e internacionales. Siéntete libre de leerla y tomar apuntes para preparar tu itinerario perfecto por la ciudad (¡o también puedes apuntarte a este tour en bicicleta por lo mejor de Bilbao y conocer casi todos ellos sobre ruedas!).

Y si eres de esos viajeros siempre deseosos de ir un poquito más allá, también tenemos esta lista con 20 cosas para hacer en Bilbao con los mejores consejos para disfrutar de la ciudad como un bilbaino (sin tilde, que así les gusta pronunciarlo a sus habitantes, ¡vamos!). 

1. Guggenheim

El Guggenheim de Bilbao es la estrella indiscutida de la ciudad. Fue fundado en 1997 y desde ese momento se ha convertido en un hito del turismo cultural en el mundo, y un ejemplo a seguir para muchas ciudades.

El diseño estuvo a cargo de uno de los genios arquitectónicos más grandes del siglo XX: el canadiense Frank Gehry. Sus líneas curvas y los materiales que se utilizaron en su construcción (piedra caliza, planchas de cristal y titanio) lo convierten en un elemento destacado en el panorama de la ciudad, que sin embargo se integra a esta de manera perfecta.

Bien, ya hablamos del exterior, ahora ¿qué encontrarás en el interior del museo? Arte contemporáneo, como era de esperarse por el estilo de su edificio. La colección permanente está compuesta por obras de autores locales e internacionales como Anselm Kiefer, Jean-Michel Basquiat, Eduardo Chillida y Jorge Oteiza, entre otros. Ah, las muestras temporarias son también muy importantes en el museo. No dejes de visitarlas cuando estés allí.

Consejo

Si quieres evitar las aglomeraciones, visita el museo en el horario del mediodía (3 a 4) o a última hora de la tarde (7 a 8). Ten en cuenta que con tu pulsera podrás entrar y salir del edificio todas las veces que quieras.

Museo Guggenheim de Bilbao

2. Casco Viejo

El casco viejo de Bilbao es uno de sus rincones más visitados. Es la parte antigua de la ciudad, el núcleo a partir del cual creció Bilbao y que sigue conservando un encanto único. ¿Quieres conocer la esencia de Bilbao y mezclarte con el ciudadano de a pie? ¡Entonces este es tu lugar!

Las calles del Casco Viejo de Bilbao son peatonales (¡un excelente detalle si estás con niños!) y están repletas de comercios donde perderte.

Hay siete calles que formaron históricamente el Casco Viejo (que por esto es también conocido como Las Siete Calles). Conservan aún su trazado medieval y están salpicadas de arcos y otros detalles arquitectónicos que enamoran. Ellas son:

  • Somera
  • Artecalle
  • Tendería
  • Belosticalle
  • Carnicería Vieja
  • Barrencalle
  • Barrenkale Barrena

Nuestro consejo es que te pierdas por ellas y disfrutes de su ambiente y sus secretos. ¡Pocas veces tienes la oportunidad de pisar la mismas calles por las que hace siete siglos caminaban los locales!

Casco Viejo de Bilbao

3. Artxanda

Bilbao está rodeada de varios montes, y entre ellos el más popular entre los viajeros es el de Artxanda. ¿El motivo? Sin alejarte mucho de la ciudad puedes disfrutar de unas espléndidas vista de todo Bilbao y su ría desde las alturas (¡y de paso seguir disfrutando de la gastronomía local en alguno de sus restaurantes!).

Pero los atractivos del monte van más allá de las vistas y la comida. El Monte Artxanda es un espacio verde en el que puedes patinar en una gran pista, descansar o practicar deportes.

Para llegar hasta la cima puedes ir caminando o tomar el histórico funicular, inaugurado en 1915.

¿Sabías qué?

El Funicular de Artxanda salva en tres minutos una distancia de alrededor de 770 metros ¡con un desnivel del 44,98%!

4. Parque Doña Casilda

El Parque Doña Casilda es uno de los principales pulmones verdes de Bilbao. Nació en 1920 y hoy funciona como conexión entre Abandoibarra (la zona nueva por excelencia) y el Ensanche (uno de los barrios más efervescentes de Bilbao).

Uno de los hitos de este inmenso parque de 85 hectáreas es su estanque con patos y cisnes, que hace las delicias de los pequeños. Si estás con niños en Bilbao, no puedes perdértelo. En el lugar encontrarás también una gran zona de juegos infantiles, tiovivo de estilo clásico, dos canchas de baloncesto y una llamativa fuente cibernética.

El Parque mantiene su estilo romántico original y está repleto de senderos zigzagueantes que se pierden entre plátanos, castaños, ombúes, magnolias y más. ¡Sus más de 1500 árboles suman 71 especies diferentes que provienen de los 5 continentes! Un paraíso para los amantes de la botánica y la jardinería.

5. Mercado de la Ribera

El Mercado de la Ribera es un gran Mercado de abastos junto a la ría del Nervión. El paseo es imperdible tanto por lo bello del edificio como por el gran ambiente de su interior y las delicias de sus puestos. 

Con 10 mil metros cuadrados de superficie, es uno de los mercados más grandes de Europa. Fue remodelado en 2009 pero conserva el encanto de su arquitectura modernista original, con una gran cúpula central, torreones, escudos, mosaicos y otros elementos decorativos.

En los puestos podrás encontrar frutas, verduras, setas, conservas, pan artesano y más. Todo fresco y a buenos precios. Además, en el piso superior hay una zona de bares y restaurantes donde comer unos buenos pintxos disfrutando las mejores vistas.

Mercado de la Ribera, en Bilbao

6. Irse de pintxos

Y hablando de pintxos, no podíamos dejar de incluir este clásico en nuestra lista. Entre los muchos encantos de Bilbao, la gastronomía es uno de los que más atraen a los viajeros. ¿La fórmula del éxito? Excelentes materias primas que vienen de la región y una precisa combinación entre tradición e innovación en sus propuestas.

Los pintxos son los protagonistas absolutos del panorama gastronómico de Bilbao. Estas pequeñas delicias se encuentran en todos los bares y restaurantes en una variedad tal que no podrás experimentar en toda su riqueza por mucho que lo intentes. Pero que no decaiga el ánimo, aún así te animamos a intentarlo yendo de barra en barra y de mesa en mesa.

El Casco Viejo es el mejor lugar para comenzar la travesía, pero no dejes de visitar Indautxu y El Ensanche: ambos te sorprenderán con su variedad. 
Pintxos en Bilbao

7. Conocer los alrededores

Estando en Bilbao tienes la oportunidad perfecta para conocer el alma del País Vasco, ¡así que no la dejes pasar! Ya sea adentrarte en la historia medieval de la región como recorrer la costa vasca, tienes muchas opciones para hacerlo. Aquí te dejamos algunas de nuestras excursiones favoritas para hacer desde Bilbao en un día:

Atardecer en Biarritz, cerca de Bilbao

8. Plaza Nueva

Un lugar para disfrutar con todos los sentidos, sentarte en una de sus terrazas y disfrutar de los clásicos pintxos locales (¡ya te hablamos de ellos más arriba!). 

La Plaza Nueva de Bilbao se encuentra en el corazón histórico de la ciudad. Inaugurada en 1851, tiene una superficie de 3.400 metros y está rodeada de preciosos soportales donde se albergan numerosos bares y restaurantes.

La arquitectura porticada es una belleza, pero lo mejor son los deliciosos pintxos que sirven sus tascas.

Consejo

Si la visitas en día domingo podrás aprovechar para recorrer el clásico mercadillo. Encontrarás desde fósiles y minerales hasta numismática, pasando por libros y discos. ¡Un paraíso para coleccionistas!

9. Azkuna Zentroa

No te dejes llevar por la fachada histórica: dentro de este viejo almacén de vinos funciona uno de los centros culturales más interesantes y activos de todo el País Vasco. Tiene gimnasio, biblioteca, 8 salas de cine, mediateca, salas de usos múltiples, restaurantes, mirador y, para rematar, ¡una piscina de fondo traslúcido en la azotea! ¿Qué más de puede pedir a un centro de cultura y entretenimiento?

El edificio de Azkuna Zentroa nació a comienzos del siglo XX como un almacén de vinos. En 2010, y tras la intervención del diseñador Philippe Starck se convirtió en un moderno centro cultural de lo más versátil y atractivo.

¿Sabías qué?

Uno de los detalles arquitectónicos más llamativos del edificio es que sus 43 columnas son todas distintas: sí, ¡no hay dos columnas iguales en su diseño! Presta atención, sin duda algunas de ellas te sorprenderán.

10. Teatro Arriaga

Lo primero que llama la atención de este edificio neobarroco es su bellísima arquitectura. Pero si te pones a indagar un poco más, pronto descubrirás que es uno de los edificios más emblemáticos de Bilbao a fuerza de historia también. Fue inaugurado en 1890 y por su escenario desfilaron en su momento las mejores compañías del país

Hoy es el lugar perfecto para disfrutar de un espectáculo de teatro, danza, conciertos u óperas. Si tu pasión es el arte, no dejes de conseguir entradas para ver un show. ¡No te arrepentirás!

Pero aún hay más, porque el teatro también guarda sus misterios y leyendas. Si te entusiasma conocer ese lado oculto, puedes descubrirlo con este tour nocturno en el que visitas también la Iglesia de los Santos Juanes y la célebre Catedral de Bilbao.

Teatro Arriaga de Bilbao

Viaja más, por menos dinero

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos y ofertas personalizados.


11

tours en Bilbao desde

Ver todos