Perú » Restos arqueológicos de Chavin de Huantar en Perú

Restos arqueológicos de Chavin de Huantar en Perú

| Más
Fecha del viaje : 
06 de Mayo de 1999 - 16 de Mayo de 1999
Cara en la pared - Restos arqueológicos de Chavin de Huantar en Perú
Ruinas - Restos arqueológicos de Chavin de Huantar en Perú
Puerta - Restos arqueológicos de Chavin de Huantar en Perú

VIAJE A CHAVIN DE HUANTAR. PERU

Uno de los restos arqueológicos más enigmáticos del Perú son los de Chavin de Huantar. Este lugar se cree que tuvo una gran importancia religiosa. Alcanzo su esplendor entre los siglos X y III antes de Cristo. Su misión fue religiosa, y los sacerdotes que la ocuparon se suponen que fueron expertos astrónomos. Aquí acudían infinidad de personas para consultar sus oráculos.

El misterio de la cultura Chavín reside tanto en su iconografía, como en su arquitectura. Los motivos esculturales están representados por animales, predominando los felinos, serpientes, halcones y caimanes que son más comunes en el oriente del Perú y de las tierras bajas del trópico.

El templo tiene una forma de pirámide truncada, y esta rodeado con un gran patio circular hundido, además de varias plataformas laterales bajas, y una amplia plaza rectangular semi-subterránea.

El templo de Chavín de Huántar se presentó a sí mismo como un centro cósmico en el que se representaban ceremonias religiosas, que se acompañaba de reuniones sociales. Su ubicación en el cruce de los caminos entre el norte, el sur y el oriente, junto con sus funciones más mundanas, lo llevó a convertirse en uno de los centros más importantes de intercambio y contacto cultural entre las distintas regiones colindantes. Chavín es un interesante exponente de las primeras civilizaciones andinas.

Todo esto le confiere como dije antes en una cultura enigmática, acentuado por su misterioso declive y posterior abandono alrededor el siglo II antes de Cristo, debido seguramente a un cambio climático que provocó sequías pertinaces.
Para llegar hasta allí tenemos que recorrer unos 400 Km desde Lima hacia el norte y luego al este. Desde la costa está a unos 200 km. El camino esta en parte asfaltado, aunque hay tramos que solo tiene arena compactada. Me han comentado que han asfaltado ya todo el tramo, pero no lo puedo asegurar.

De todas maneras, el viaje merece la pena. El paisaje es tipo altiplano, seco y frío, aunque existen valles frondosos, lo que mas abunda es la montaña pelada. La carretera cruza parte de los andes. Muchas veces se estrecha por derrumbamientos y tenemos que atravesar varios túneles escavados en la montaña y oscuros como la noche.

Una vez en el templo, además del entorno, lo más destacado son sus sorprendentes esculturas, las más importantes son:
El Lanzón Monolítico. Es una figura antropomorfa de cinco metros de altura que representa a un ser mitad humano, mitad jaguar, con los pies en forma de garras y cetros en las manos. Este se encuentra en el centro del templo y parece sujetar toda la estructura.

La Estela Raimondi, es otra de las obras maestras de Chavín. Se trata de una losa grabada en una de sus caras, que mide 2 mts de altura. En esta se presenta otro ser antropomorfo con los brazos abiertos sosteniendo una especie de vara en cada mano. Tiene las comisuras de la boca vueltas hacia abajo y colmillos superiores e inferiores. Dos tercios de la piedra se ocupan con una elaborada complicación del cabello. Se identifica la figura con una divinidad llamada “Dios de las varas”

La estela que esta expuesta allí es una copia, el original esta en un museo.

El Obelisco Tello. Es un pilar de granito de 2.52 m, de corte trapezoidal, esculpido en las cuatro caras. Representa a una divinidad compleja: la unión de dos caimanes.En toda su superficie se representan multitud de otros elementos: hombres, aves, serpientes, felinos, plantas. El monstruo divino parece alimentarse de todos ellos.Es difícil perfilar el detalle en esta amalgama de figuras , pero aparecen aspectos que son habituales a la cultura chavin como la de representar a la divinidad con labios gruesos y con afilados dientes que sobresalen de su boca.

Las Cabezas Clavas, son cabezas de piedra ensartadas en el muro. Dicen que son representaciones de las que colgaban en las paredes de prisioneros que eran degollados alo mejor era para meter un poco de miedo. Ya se sabe que la religión, por lo menos en la antigüedad, se fundamentaba en el miedo a lo desconocido y sobrenatural .

La Estela de Yauya , de la que se conservan tres fragmentos, y es como la de Raimondi. Muy sobrecargada y llena de alegorías mitológicas.

La Portada de las Falcónidas. Se encuentran en la fachada del Templo, y están flanqueadas por dos columnas cilíndricas de piedra negra, que sostienen una piedra en el pórtico.,Las columnas están íntegramente grabadas, con la imagen de dos aves míticas antropomorfas, una hembra al norte y un macho al sur. En la cara visible de la cornisa hay grabadas las figuras de siete aves que van de sur a norte y otras tantas en dirección contraria. Las aves son falcónidas, es decir representaciones de aves carnívoras, como los halcones, las águilas o los cernícalos, que abundan en los cielos andinos. Detrás del pico, unas fauces felínicas, con grandes colmillos que se cruzan, sus plumas son serpientes o personajes con atributos de seres vivos. Además, su vientre es una gran boca llena de dientes con colmillos.

La entrada a la explanada del Templo existen unas escaleras que llevan a la plaza rectangular. En esta la plaza, al pie del templo, se erige una pequeña representación de la deidad principal del lugar. Esta porta dos conchas marinas, una como símbolo masculino y otra femenina. En cada uno de los pares de columnas cilíndricas del portal del Templo se encuentra la escultura de un ave de rapiña sobrenatural: en una hay un águila con una cresta que representa metafóricamente los genitales femeninos, y en la otra un halcón con una representación de los genitales masculinos.

Una vez en el templo, que es relativamente pequeño, podréis recorrer sus varios pasillos con cámaras subterráneas. En la intersección de las galerías subterráneas, se encuentra el célebre Lanzón Monolítico, una escultura de más de 4 metros de altura. Tallado en granito, representa a un ser antropomorfo con colmillos de felino, que debió ser muy importante en el culto debido a la estratégica posición que tiene en el complejo.

En estas galerías se descubrieron centenares de vasijas de barro decoradas para servir alimentos y bebidas, Esto sugiere la celebración de banquetes ceremoniales en esas áreas del templo. También se encontraron fragmentos quemados de huesos humanos que han llevado a pensar en la posibilidad de ritos de canibalismo.

Los diseñadores del templo trataron de crear una unión entre la arquitectura y el sistema meteorológico que los dirigentes religiosos buscaban controlar mediante sus rituales. Se dice que durante la temporada de lluvias, el sonido del agua de los canales se podía escuchar por todo el templo, debido al eco creado en las cámaras subterráneas. Así, el sistema de canales creaba una unión tanto física como simbólica entre el templo y el terreno montañoso que los circundaba.Lo mas importante es lo que representa esta cultura, tan anterior a los incas (mas de 13 siglos) y su desaparición tan radical. Además su descubrimientotes relativamente reciente (1919). Perú es uno de los países con mayor carga arqueológica y vale la pena hacer un viaje para conocerlo.