Villa d’Este

Villa d'Este, ubicada en Tívoli igual que Villa Adriana, está incluida en el Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y es uno de los más completos y bellos ejemplos de la cultura renacentista. Tanto por el diseño innovador de la villa en sí, como por su extraordinario jardín italiano, fue tomada como modelo para los jardines europeos de los siglos siguientes.

Es una de las actividades más recomendables para hacer en tu viaje a Roma no sólo porque Tívoli queda muy cerca de la ciudad, sino porque realmente disfrutarás de este paseo por dos de las villas más bellas de Roma.

Excursión de medio día: Dedica medio día de tu viaje a Roma para una relajante excursión a Villa d'Este, Villa Adriana y Tívoli y admirar estos jardines, cada uno de ellos único a su manera. Te aseguramos que será una visita inolvidable  por la belleza y el encanto de estos dos lugares inigualables, que recorrerás acompañado por un guía dispuesto a responder todas tus preguntas.

Breve historia de la Villa d'Este

En 1550 el cardenal Ippolito II d'Este concibió la idea de construir una residencia en la ladera de un lugar llamado Valle Gaudente. No fue hasta 1560 que el cardenal logró dar con el diseño deseado, realizado por el arquitecto Pirro Ligorio.

A la muerte del cardenal Ippolito d'Este heredaron la propiedad los Cardenales de la Casa d'Este, quienes hicieron ampliaciones y modificaciones tanto del palacio como de los jardines.

Después de la familia d'Este la villa fue propiedad de los Habsburgo hasta 1918, cuando pasó al Estado italiano.

La arquitectura de la villa

El palacio fue construido sobre los restos de lo que fue primero un monasterio benedictino, más tarde un convento franciscano y finalmente el Palacio de Gobierno de Tívoli.

Se accede al palacio por un vestíbulo decorado con frescos para  pasar a un patio que conservaba las características del patio original del convento franciscano, pero al que se agregó un pórtico estilo toscano.

El Apartamento Inferior o Noble, para invitados, está decorado con relieves, estucos, esmaltes y frescos. Los temas de los frescos son bíblicos, históricos y del panteón romano.

El Apartamento Superior o Viejo, con más de 10 salas, era la vivienda del cardenal Ippolito d'Este. Uno de los detalles más impresionantes es el techo artesonado del Dormitorio del Cardenal Ferrara. Hay bibliotecas, salas privadas y capilla. Frisos y frescos decoran las paredes y techos.

Los jardines de Villa d'Este

Sin duda, estos jardines y no el palacio son los que valen la visita a Villa d'Este. Son el ejemplo perfecto de un jardín italiano y renacentista, con sus fuentes, senderos, estanques, desniveles, grutas y vegetación variadísima, todo en perfecta armonía con la arquitectura del palacio y el lugar donde están emplazados. Todo el conjunto ocupa más de cuatro hectáreas.

El jardín desciende por dos empinadas laderas desde el palacio hasta una amplia terraza.

Lo más destacable del jardín:

  • La fuente oval: se trata de una fuente barroca construida en varios niveles. En el superior hay una terraza con balaustrada de mármol desde la que surge una cascada que alimenta una pileta semicircular rodeada por pilares y nichos. La fuente está adornada por una estatua de un caballo alado y otra de Albunea y frisos en cerámica, y rodeada por plátanos.
     
  • Las Cien Fuentes: es una estructura alargada, un gran corredor flanqueado por un lado por caídas de agua que brotan de tres canales en tres niveles diferentes. La parte superior de los canales está ornada con esculturas de águilas, lirios, naves y obeliscos.
     
  • La Gruta de Diana: se trata de una cueva densamente decorada con mosaicos, estucos y esmaltes representando escenas mitológicas. El pavimento era de baldosas vidriadas decoradas. Completaban el conjunto varias estatuas que ahora se encuentran en los Museos Capitolinos.
     
  • La Rommeta o Fuente de Roma: es una reproducción en miniatura de algunos de los edificios más importantes de la antigüedad romana.  Hay un puente sobre un canal alimentado por dos cursos de agua que representan los ríos Tíber y Aniene.  Desde el puente se pasa a una terraza. En el conjunto hay un barco en el canal, transportando un obelisco, y representaciones de las ruinas de templos y basílicas.

Te recomendamos recorrer con tiempo estos hermosos jardines y disfrutar de los estanques, las bellas fuentes como la del Órgano, la de los Dragones o la de Neptuno, las esculturas y terrazas, los parterres, pérgolas y cascadas.

Horario: 

Noviembre a Enero: 8:30 a 16:00
Febrero: 8:30 a 16:30
Marzo: 8:30 a 17:15
Abril: 8:30 a 18:30
Mayo a Agosto: 8:30 a 18:45
Septiembre: 8:30 a 18:15
Octubre: 8:30 a 17:30

Precio: 

8,00€ - usd 8,92
Del 15 de junio al 30 de octubre el costo de la entrada será de 11€ - usd 12,27 debido a la muestra "I voli dell'Ariosto. L'Orlando furioso e le sua arti"

Cómo llegar: 

Autobús COTRAL desde estación Ponte Mammolo en Roma a Tivoli (la parada está a 1 km del sitio). El billete cuesta 2,00€ - usd 2,23. Gratis con Roma Pass. Tren desde Roma (línea Pescara) a Estación Tívoli.

villa este tivoli