Alquiler de Coches en Praga

El transporte público de Praga es eficiente y cubre todas las áreas de la ciudad. Además el estacionamiento es escaso, el tránsito algo desordenado, hay muchas calles empedradas y la zona céntrica es únicamente peatonal. El alquiler de coches en Praga puede llegar a ser caro, por lo que conviene alquilar antes de llegar a la ciudad. Las empresas locales son más económicas que las internacionales. Por todo esto, no recomendamos utilizar coche durante la estancia en Praga.

Si de todos modos usted desea alquilar un coche en Praga, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Para alquilar un coche debe tener por lo menos 21 años, y tener carnet de conducir de su país e internacional. Se debe presentar pasaporte y tarjeta de crédito en el momento del alquiler.

  • En Praga se conduce por la derecha.

  • Es obligatorio el uso de cinturón de seguridad y se debe circular siempre con las luces encendidas, aún de día.

  • Para circular por las autopistas se debe abonar el peaje previamente, para conseguir la viñeta que debe estar pegada en el parabrisas del coche. El peaje para diez días es de 310 CZK (11,47€), para un vehículo mediano.

  • Hay “tolerancia cero” con respecto al consumo de alcohol y drogas para quienes conducen vehículos.

  • El estacionamiento fuera de alguna de las zonas permitidas (naranja para menos de 2 horas, verde hasta 6 horas, azul para residentes) implica el acarreo del vehículo y el pago de fuertes multas. Hay estacionamientos P+R cerca de todas las principales zonas de transportes y de casi todas las estaciones de Metro. Los tickets se compran en máquinas expendedoras en los mismos estacionamientos Los precios son: Zona verde (hasta 6 horas) 15,30 CZK - 0,57€ por hora, y Zona naranja (hasta 2 horas) 40 CZK - 1,48€ por hora.

Algunas empresas de alquiler de coches son:

 » Hertz

 » Avis