España » Qué visitar en León

Qué visitar en León

| Más
Iglesia - Qué visitar en León
Decoracion de la Iglesia - Qué visitar en León
Plaza Mayor - Qué visitar en León
Museo Contemporáneo - Qué visitar en León

QUE VER EN LEÓN (ESPAÑA). UNA CIUDAD PARA TAPEAR.

Es muy corriente que conozcamos los monumentos, exposiciones o los museos de otros lugares, mejor que los de nuestras propias ciudades. A mí me ha pasado, y por ese motivo, estos últimos años he tratado de mirar mi ciudad como si fuera un turista. También ayuda que ya no vivo permanentemente allí, y aprovecho que voy a visitar a mi madre y hermano ( a propósito, la mayoría de las fotos són suyas), para hacer turismo en la ciudad en la que nací. León es una ciudad buena para vivir y pasear….y para ir de tapas.

León es conocida por su catedral gótica , pero además de esta joya hay muchas mas cosas para ver, aquí os dejo una pequeña lista.

La Basílica de San Isidoro – Qué visitar en León

De estilo románico-primitivo comenzado a principios del siglo XI y terminado en el siglo XII. Esta Basílica fue construida para servir de mausoleo a San Isidoro de Sevilla. El hecho de llevarlas a León se debe a que fue el monarca leonés Fernando I quien obtuvo las reliquias del rey de la taifa de Sevilla, al-Mutamid.

Según cuenta la leyenda, en 1063 Fernando I guerreó por tierras de Badajoz y Sevilla, e hizo tributario suyo al rey taifa de Sevilla. De él consigue la entrega de las reliquias de Santa Justa, pero cuando su embajada llega a Sevilla a recogerlas, no las encuentra. Sin embargo, una vez en Sevilla, el obispo de León, miembro de la embajada, tiene una visión mientras duerme, gracias a lo cual encuentran milagrosamente las reliquias de San Isidoro. El retorno se hace por la Vía de la Plata. Cerca ya de León, la embajada se interna en tierras pantanosas, sin que los caballos puedan avanzar. Al taparles los ojos a los caballos, éstos salen adelante dirigiéndose hacia la recién construida iglesia de los santos Juan y Pelayo, que desde entonces se llamará de san Isidoro.

El templo es una mezcla de cuerpo románico, gótica la cabecera y renacentista la cornisa.

Fue edificada, sobre un templo prerrománico, en 1055 por Fernando I El Magno (1037-1065) y su esposa doña Sancha.

Tiene dos portadas características del arte románico: la del Cordero que representa el sacrificio de Abraham y la del Perdón con el descendimiento de la Cruz.Consta de una planta en forma de cruz y una bóveda de cañón en la nave central. Novedad estructural en su construcción fue el empleo de bóvedas bajas de arista sobre las naves menores que permiten iluminar con grandes ventanales la nave mayor. Hermosos capiteles rematan las columnas.

Junto a la basílica se encuentra El Panteón de los Reyes (1054 y 1067). En el están enterrados 23 reyes leoneses. Tiene también tres naves con columnas monolíticas de mármol y magníficos capiteles. Esta decorado con pinturas al fresco con temas sobre la vida de Jesús y escenas de la vida diaria del siglo XIII. Es famoso el calendario agrícola donde cada mes viene reflejado por una actividad específica. Debido al gran valor de sus frescos recibe el nombre de "la capilla sixtina" del Arte Románico.

El Museo guarda una colección de objetos religiosos interesantes, manuscritos, Biblias, incunables, códices, etc.

La Catedral gótica – Qué visitar en León

La catedral se construye sobre el solar de unas termas romanas del siglo II, que fueron convertidas en palacio real por Ordoño II en el siglo X. Justo ocupa el solar donde se encontrada el campamento romano de la legio VII gemina, pegado a una de sus puertas.
Este palacio pasó luego a Iglesia en los tiempos del Obispo Pelayo. Ya en el siglo XIII el templo que resultaba insuficiente y se empezó a ampliar. Fue el obispo Manrique de Lara, el que encargó al maestro Enrique, que ya había trabajado en la catedral de Burgos, para qué comience las obras. Las obras comienzan el año 1258, quedando la cabecera acabada ese mismo siglo por el maestro Juan Pérez. En 1288 la Catedral estaba abierta al culto y las obras se sucedieron durante el siglo XIV y parte del XV.

Su gran fachada occidental está formada por dos torres, la de las Campanas y la del Reloj, que flanquean un pórtico ricamente decorado escultóricamente. Tiene cinco arcadas desiguales que preceden a las tres portadas; la central está presidida desde el parteluz por una copia de la imagen de la Virgen Blanca, cuyo original se encuentra en el interior del templo.

El rosetón central es digno de admiración, junto con el conjunto de arbotantes, que son en definitiva los que sostienen las paredes de la catedral. Fue el avance de esos tiempos para poder levantar estas catedrales.

El ábside se apoya sobre la parte oriental de la antigua muralla y forma una auténtica sinfonía de ventanales, contrafuertes, arbotantes y pináculos.

La planta de la catedral, parecida a la francesa de Reims, es de cruz latina, con tres naves separadas por finos y altos pilares, cubierto todo con bóvedas de crucería.

Si algo es conocido y digno de admirar tanto dentro como fuera de nuestro país del templo leones es el conjunto de 737 vidrieras que alberga en su interior. Son más de 1.700 metros cuadrados de luz y color, que crea un ambiente totalmente envolvente y espiritual. La importancia de las mismas no solo es apreciable en número, o en calidad sino que es un muestrario del arte y la técnica de la vidriera desde el siglo XIII hasta el siglo XX. Actualmente se encuentran en restauración.

El retablo mayor actual es un pequeño resto del que en la primera mitad del siglo XV realizara Nicolás Francés, uno de los mejores representantes del estilo gótico internacional en Castilla.

En el altar mayor se encuentra la doble arca de San Froilán, de madera chapada en plata, con bellos relieves renacentistas, que realizó en 1519 el orfebre Enrique de Arfe.

El coro es uno de los más antiguos de España; fue ejecutado en la segunda mitad del siglo XV por el flamenco Jusquín. Está dividido en dos coros; el del obispo, en el lado de la epístola, y el del Rey, en el del evangelio; el coro bajo muestra escenas del Antiguo Testamento y el alto está ocupado en su mayor parte por santos.

Existen varias capillas rodeando el altar, en una de ellas está enterrado el rey Ordoño II, que se considera el primer Rey de España (si consideramos la unión de León con Castilla).

En el oratorio se conserva un retablo de Churriguera, fechado en 1729.
El vestíbulo que da paso al claustro está decorado con esculturas románicas pertenecientes al primitivo templo.

El claustro tiene dos partes, una gótica del siglo XIII y otra renacentista del siglo XVI. Se accede a él a través de una portada gótica con puertas de nogal decoradas con relieves de gran calidad, como el de la anunciación que sido atribuido a Juan de Juni.
En el claustro hay varias pinturas murales al temple realizadas por Nicolás Francés, numerosos sepulcros góticos y un altar plateresco que ejecutó Juan de Badajoz. Una gran escalera plateresca del mismo artista conduce a la sala capitular.

Pegado a la catedral se encuentra el museo y una zona por la que podéis acceder a una visita de las vidrieras que están restaurando. No os la perdáis, es muy interesante.


Dentro de la catedral haber si encontráis el pellejillo del topo que según cuenta la leyenda destruía los cimientos de la catedral y que los canteros al matarlo, colgaron su piel en lo alto de la puerta de san Juan.

Lo mejor de la catedral, es sentarse en cualquiera de las terrazas que hay alrededor y observar los cambios de tonalidad de los sillares de piedra según sea la hora del día. Por la parte posterior veréis la continuidad de las murallas de la ciudad y varios sitios para tomar unas tapas.

Todo el conjunto del entorno de la catedral vale la pena recorrerlo. También veréis restos del antiguo campamento Romano.

La plaza Mayor – Qué visitar en León

Pues como en casi todas las ciudades castellanas, siempre hay una plaza mayor. Está porticada casi en su totalidad, esceptuando el antiguo consistorio que preside la plaza (hoy centro multicultural). Aunque sus viviendas no sean muy lujosas, tiene su encanto. Ultimamente va siendo restauranda y han construido un hotel que la verdad vale la pena alojarse, tanto por su ubicación como por su estilo.

Los sabados sigue habiendo el típico mercado de frutas y verduras, a los que se añaden otros tenderetes. A mí me trae muchos recuerdos de cuando acompañaba a mi madre al mercado haciendo de porteador. Antiguamente se celebraban acontecimientos taurinos y representaciones artisticas.

Cerca teneis el barrio de vinos del húmedo, del que hablaremos mas adelante.

El Museo Contemporáneo (MUSAC) – Qué visitar en León

Este museo se inaguró no hace mucho y tiene la satisfacción de haber recibido un premio internacional por su diseño. A mí la verdad no me gusta tanto. El colorido de sus ventanales creo que hace honor a las vidrieras de la Catedral ( se parecen en el color y punto).

Os dejo el link de su página para que lo veáis. Lo interesante es que sus exposiciones son temporales y siempre hay algo que os llamará la atención . Como su nombre indica sus obras son todas de arte moderno, con lo que ello implica. La entrada es gratuita y eso sí, hacer la visita guiada, así os enterais de lo el artista quiso expresar con sus obras, que si no, dificilmente lo captaris.

La casa Sierra Pambley – Qué visitar en León

Para mí esta casa museo ha sido un descubrimiento. Se encuentra frente a la catedral y es en definitiva la vivienda de la familia que arriba se nombra. Era logicamente una familia acomodada, pero muy ilustrada. Incorporaron avances que en esos tiempos fueron novedosos para una pequeña capital de provincia, como fueron la mejoría en la ventilación, la decoración,el uso de desagues y la luz. Las visitas son guiadas y muy interesantes. Te van explicando su forma de vida, el mobiliario y las costumbres de esta familia de finales del XVIII y principios el XIX. La entrada vale 3 euros, pero aprenderéis mucho de esa época. Os dejo su link para que lo veáis mejor.

La casa de Botines – Qué visitar en León

Este notable edificio fue construido por Gaudi, y la razón es que en esa época estaba también edificando el palacio episcopal en Astorga.
El encargo viene porque los dueños del solar eran descendientes de la familia Botinas, de origen catalán, y con negocios textiles. De ahí el nombre de la casa Botines.
El estilo de la obra es neogótico, con las influencias tan características de modernidad que Gaudí imprimía en sus edificaciones.
Fue una casa muy vanguardista para su tiempo, en el que se combinaba el uso comercial en las plantas más bajas, con el uso como vivienda en las plantas superiores. Para dar mas amplitud justamente a las plantas inferiores, utilizó pilares metálicos de fundición reforzados en lugar de ladrillos para dar espacio al edificio y emplea arcos de carga de gran luz.
Para León fue todo un acontecimiento, dada la situación y las características de la casa. Se construyó en un tiempo record, un año.

Hace pocos años se remodelo y paso a ser propietaria de una fundación bancaria. Se dice que durante estas obras, se encontraron dentro de la estatua de San Jorge que preside la entrada principal, unos rollos de papel que se habían introducido dentro de la estatua durante la construcción y que daba amplia información sobre todos los aspectos de la misma. Es un edificio para admirar por fuera pero sobre todo por dentro. Ya se sabe la obsesión que tenía este arquitecto por delimitar toda serie de detalles de los interiores de sus obras.

En la actualidad se realizan todo tipo de exposiciones en su planta baja y sótano. En la plaza que hay en frente tenéis una estatua del arquitecto sentado en un banco (vale para una buena foto).

Pasando la calle esta la plaza de las palomas , con un edificio que anteriormente fué sede del ayuntamiento y hoy en día lo han habilitado para fines culturales. Hay una fuente del siglo XV creo y el plano en bronce de la ciudad de León. A la derecha la iglesia de San Marcelo patrono de la ciudad y pegedo a ella una cafetería, La Valenciana, con unos churros riquísimos.

Palacio de los Guzmanes – Qué visitar en León
Se encuentra pegado a Botines y al comienzo de la calle ancha. Este Palacio está construido en lo que eran las murallas romanas, y justo la calle ancha era una de las puertas que tenía el campamento. Las visitas son guiadas y gratuitas. Tiene un patio interior de especial interés.

<Las murallas Romanas – Qué visitar en León

A lo largo de la ciudad vais a encontrar restos de las murallas que tuvo la ciudad medieval, edificadas sobre las romanas. Las mas importantes están al lado de san Isidoro y las que hay detrás de la Catedral, pero váis a encontrar restos a lo largo de todo el perímetro de la ciudad amurallada. Muchas han servido de pared para construir casas adosadas a la muralla y así logicamente se ahorraron material de construcción. Poco a poco se van expropiando y la muralla es mas visible. Detras de la plaza mayor y de la catedral, encontrareis este tipo de casas adosadas

De todas las puertas que tuvo la ciudad solo quedan los restos de una, y no es la original. Está al final de la calle de los cubos y se le conoce como el arco de la carcel , porque esta pegando a lo antiguamente fué una carcel y ahora es un centro cultural. Esta zona que hace años estaba un poco abandonada, pero se está revitalizando y vale la pena darse una vuelta. Son calles estrechas, llenas de recovecos, pero agradables para pasear sin problemas, y tomarse un vino.

Plaza del Grano – Qué visitar en León

Esta plaza tiene un encanto especial. Está situada cerca del barrio húmedo y de la plaza de don Gutierre, recientemente restaurada. Se denomina así porque en ella, además de pregonar las ordenanzas, tenía lugar la feria de los cereales, curtidos, caza y la del pan. La plaza tiene una parte porticada de viviendas no demasiado bien conservadas, un convento de clausura y la espalda de la Iglesia del Mercado. Existe un albergue para peregrinos en un lateral. Conserva el empedrado característico de León antiguo. En el centro se levanta una fuente construida durante el reinado de Carlos III que simboliza la confluencia de los ríos Bernesga y Torío en León.

Hostal de San Marcos – Qué visitar en León

Este edificio surgió en el siglo XII con la idea que se pudieran hospedar los pobres. Posteriormente se convirtió en un templo-hospital para refugio de los peregrinos que realizan el Camino de Santiago.

En el siglo XVI, se derribó este edificio y se realizó una nueva obra, gracias a una donación de Fernando el Católico. La construcción se alargó hasta el fin del siglo XVIII.

Es uno de los monumentos más importantes del Renacimiento español, su fachada es una perla del plateresco, se empezó a construir hacia el año 1515. Está llena de candeleros, medallones con personajes greco - latinos y de la Historia de España.
La torre palaciega, data del 1711 y está decorada con cruz de Santiago y un León.

La portada principal, hace referencia al Apóstol San Marcos y a Santiago en la batalla de Clavijo.
Si por fuera es impresionante no dejar la ocasión para conocer el claustro, pequeño pero encantador. Entrar, tomaros un café en la cafetería y ver un poco como es la entrada.

Actualmente, este edificio es Parador Nacional de gran lujo y categoría 5 estrellas,
Pero anteriormente fue convento, prisión (en ella estuvo preso Quevedo), instituto de enseñanza, hospital penitenciario y campo de concentración de prisioneros republicanos durante la Guerra Civil y la posguerra. Incluso en 1875 el Ayuntamiento trató de derribarlo, destino del que por suerte se libró, no así otras edificaciones singulares de la ciudad que fueron derruidas.

Junto al parador está la iglesia, es de estilo gótico hispano tardío, llamado “Reyes Católicos”. La portada está flanqueada por dos torres inacabadas y entre ellas una gran bóveda de crucería. Destacan dos hornacinas, una en cada torre y en una de ellas se encuentra grabada la fecha de terminación de la iglesia: 3 de junio de 1541. Están representados dos relieves: Calvario con Cruz y Descendimiento de Juan de Juni. El interior presenta una amplia y espaciosa nave, con crucero separado por rejería.
Existe también un museo adosado al mismo.
Pegado al parador trascurre el río Bernesga que lo atraviesa un puente medieval que ahora está peatonalizado.
Últimamente se ha realizado un embellecimiento del entorno para darle el valor que el monumento tiene. No dejar de ir por la noche y apreciar su iluminación.

Otros sitios de interés són:

Museo de León ( Edificio Pallares). Está en la misma plaza de Santo Domingo. Tiene una recopilación de la historia de la ciudad desde los romanos hasta la fecha.

La Casona : Es otro edificio de la época de principios del XX que ha sido restaurado y se puede visitar . Os dejo la direccion de su web. Lo malo es que hay que concertar la visita con anterioridad, pero vale la pena. La visita es guiada y gratuita.

Tapeo.
Tapear en León es una religión. Existen multitud de bares y mesones, y es toda una ciencia en la que hay que graduarse el saber donde tienen las mejores tapas y cuales son.
Los bares rivalizan en ofrecer un buen vino con su tapa. Aquí no hay pedirla, ya te la ponen. Me imagino que irá metida en el precio, pero es de agradecer. No dudes que despues de varias cañas o vinillos, ya vas a ir comido ( y cocido).
Existen varias zonas donde esta actividad esta mas desarrollada. El principal es el Barrio Húmedo. Se encuentra entre la plaza Mayor , la catedral , la plaza del Grano y llega hasta la calle la Rua, que discurre por lo que era la muralla romana. No sé cuantos bares abrá, pero os aseguro que mas de 100.

Otra zona de copas es la de Burgo Nuevo, entre la calle Ordoño II y la calle República Argentina. Y por último, y no menos importante es la zona que limita la catedral y la Basilica de San Isidoro, es decir subiendo por la calle ancha hacia la catedral, pues la zona izquierda. Meteros por la calle Cervantes y recorrerla entera, os aseguro que se os hará larga.

Por sugerencia de un amigo me comentó que debería incluir otras dos zonas mas.

La chantría. Este barrio es relativamente nuevo y se encuentra en los alrededores de El Corte Inglés. La calle Velazquez y aledañas son las que tienen el mayor número de bares. Uno de los mas conocidos es el Velazquez ( en la calle del mismo nombre). Os daran unos bocadillitos que con un par váis comidos.

La otra zona de bares se encuentra en otro barrio nuevo, por detrás del edificio de la Junta y cerca del MUSAC. Por ahí tendreis sitios para tapear a gusto.

Como algo diferente , en las afueras de León teneis bodegas de vino que se han transformado en restaurantes y tabernas. En verano, con el calor que hace, estareis de vicio. Hay varias por los alrededores de León, aunque las mas famosas están en Valdevimbre ( a unos 15 Km por la A-66 .Ruta de la plata) . Aquí os dejo el link de la cueva del cura. En esta misma zona hay varias, otra conocida es la cueva del tunel. Ir que os van a encantar

Suerte y bon apetit.

León es una ciudad para pasear y disfrutar. Está llena de vida, y se vé por sus calles , siempre tan animadas. El Leonés sale mucho y hace mucha vida social. Si teneis oportunidad de ir en Semana Santa, hacerlo, no os defraudará.

Aparte de ver la ciudad podéis aprovechar para hacer escapadas cercanas. Tenéis las cuevas de Valporquero, Astorga, Ponferrada, la ruta del Cares, Sahagún y lindando con Galicia, los Ancares. este último en primavera y sobre todo en otoño es precioso.