Reino Unido » Transporte » Transporte en taxi por Reino Unido

Transporte en taxi por Reino Unido

| Más

Taxi

El tranporte en taxi por el Reino Unido es considerablemente más caro que el transporte público, pero son sumamente cómodos para el desplazamiento en distancias cortas, especialmente si el viajero debe cargar con equipaje.

Sólo los taxis autorizados pueden recoger pasaje de las paradas de taxi oficiales, indicadas con un letrero, y generalmente son vehículos negros, también conocidos como Black Cabs. Las tarifas son calculadas por el taxímetro, que debe ser accionado por el conductor al iniciar el recorrido y cuentan con un cargo mínimo de 2,2 £ (2.42 €) con incremento de 20 p. (0.22 €) cada 219 metros. No hay cargos extra por número de pasajeros o por equipaje, pero por las noches la tarifa aumenta. Estos taxis de color negro también pueden ser detenidos en las calles.

Los otros taxis autorizados, mejor conocidos como minitaxis o Mini Cabs, deben solicitarse telefónicamente porque por ley no pueden recoger pasajeros en la calle. Como de estos minitaxis, algunos no cuentan con taxímetro, es conveniente confirmar el precio del traslado con el conductor antes de iniciar el viaje. Sin bien son más económicos que los Black Cab, el precio debe negociarse con el conductor que, habitualmente, comienza con precios bastante elevados. Por ello, no se debe tener temor a regatear o, incluso, rechazar un vehículo si el precio final le parece excesivo al viajero.

Los taxis autorizados cuentan con el número de placa visible, además de la placa de registro del vehículo, en la parte trasera. Aunque son pocos los taxis piratas, puede que alguno de los conductores se acerquen a los viajeros en los aeropuertos o en los puntos de interés turístico. Se debe tener en cuenta que, en caso de abordar alguno de estos vehículos, el pasajero no se encuentra cubierto por un seguro y la tarifa es generalmente más elevada que la de los taxis oficiales.

Habitualmente, los conductores de taxis en el Reino Unido no esperan una propina, aunque cada vez más los pasajeros la otorgan al momento de redondear la tarifa y permitir que el conductor se quede con el cambio.